Número actual

Núm. 30 (2020): Juegos y Gamificación para el Desarrollo Social y Comunitario

3er trimestre, julio de 2020

Coordinación del Número: Ángel Torres-Toukoumidis, Universidad Politécnica Salesiana (Ecuador); Jeanette Chaljub-Hasbún, Universidad del Caribe (República Dominicana); y Diana Rivera-Rogel, Universidad Técnica Particular de Loja (Ecuador).

linea6.png

 

Ludus y sociedad. Más allá del entretenimiento

La industria de los juegos, especialmente en el contexto digital, ha permeado en las múltiples áreas y ámbitos de la sociedad siendo aplicados para el desarrollo comunitario, de allí que la visión tradicional, en la cual se considera a los juegos exclusivamente por su configuración hacia el entretenimiento, sea gradualmente reemplazada por su implicación directa en procesos comerciales, educativos, comunicativos, entre otras. El impacto producido en estas áreas puede verse reflejado en algunos de los artículos seleccionados para este número donde se abordan los newsgames, competencias cívicas, enseñanza de las matemáticas, conciencia ambiental, violencia de género y la cultura ancestral.

Se presentan en este monográfico 10 artículos de investigación, en Sección Temática, tras ser sometidos a evaluación ciega por pares. En resumen de los artículos presentados, se evidencia un impacto positivo en el uso de los juegos dentro de las diferentes áreas del conocimiento, en los que se toman en cuenta múltiples variables como beneficios, efecto, fortalecimiento de relaciones sociales, etc. Asimismo, en los 10 artículos seleccionados puede evidenciarse 3 cuestiones prominentes al estudio de los juegos: mediatización lúdica, progreso tecnológico y equivalencia de las brechas relacionadas a la ludología y narratología. En primer lugar, la mediatización lúdica se refiere al debate de considerar al juego como un medio de comunicación cada vez más afianzado en las nuevas generaciones, en otras palabras, elementos comunes como su uso sincrónico, multipantalla, construcción de identidad, hipersegmentación del público y difusión masiva conlleva a prestar especial atención a las formas en la que se logra sistematizar su consumo, promoviendo a su vez la necesidad de enseñar a valorar las tipologías de juego, lenguaje, tecnologías y valores que pretenden ser inculcados en sus contenidos, es decir, la interacción evidenciada por los juegos debe ser analizada para facilitar su gradual incorporación en los currículos con el fin de propiciar una visión crítica hacia su diseño y mensaje que intentan ser transmitidos (García-Ruíz, Pérez-Rodríguez y Torres-Toukoumidis, 2018).

En segunda instancia, el progreso tecnológico pareciera estar conectado indefectiblemente al uso de los juegos, hace 20 años era impensable estimar que “Free Fire”, juego de batallas masivas en línea de modalidad “free to play” iba a posicionarse entre los juegos más descargados en el 2020, de igual modo acontece con la continua aceptación de la realidad virtual junto con sus accesorios como los Oculus Rift, Vive Cosmos, DayDream VR o Valve Index, primero, utilizados para el entretenimiento y luego admitidos en el área de medicina. En otros términos, los juegos parecieran encumbrarse como espacios experimentales para el desarrollo y uso de las nuevas tecnologías, donde se logra asimilar su pilotaje en espacios simulados para después aplicarse a situaciones reales (Torres-Toukoumidis, Romero-Rodríguez, & Salgado, 2019).

Por último y no menos importante, se encuentra el debate teórico entre ludología y narratología que hace 30 años se remarcaban como dos áreas del conocimiento que incidían en los estudios de juego, pero cada una desde su propia perspectiva. Esta brecha se reduce cada vez más, donde características pertenecientes a la ludología se ven cada vez más inmersas en la narratología y viceversa. Al fin y al cabo, la transdisciplinariedad de los juegos al ser abarcadas desde la psicología, educación, informática, entre otras, permite constar que los campos de estudio terminar por combinarse para generar una visión holística de los juegos.

Para terminar, no queda más que hacer una invitación a futuros investigadores e investigadoras a seguir enriqueciendo los estudios sobre videojuegos, los cuales, en prospectiva, se formalizan como oportunidades para mejorar la calidad de vida y desarrollo comunitario.

Por otro lado, se publican 4 trabajos de investigación en Sección Abierta, en las áreas de Estudios de Género, Ciencias de la Educación y Ciencias de la Comunicación y Publicidad.

Autor: Ángel Torres-Toukoumidis

Editorial_30.png

linea6.png

La Revista Prisma Social es uno de los canales de difusión de la Fundación iS+D para la Investigación Social Avanzada: www.isdfundacion.org.

Publicado: 2020-07-31

Sección temática

Ver todos los números

La Revista Prisma Social forma parte de los canales de difusión e investigación de la Fundación iS+D para la Investigación Social Avanzada, entidad editora de la Revista. 

Se trata de una publicación digital de Ciencias Sociales e investigación social de carácter trimestral, organizada en torno a un contenido temático por número. 

La Revista Prisma Social nació en diciembre de 2008 con la vocación de difundir y expandir la investigación de los fenómenos sociales, pues saber más de las necesidades, aspiraciones, sentimientos y pensamientos de las personas, es saber más del mundo.

El objetivo principal de la Revista está orientado a la difusión de las investigaciones provenientes de las Ciencias Sociales y caracterizadas fundamentalmente por el factor de innovación social. Se pretende que la Revista integre la facilidad y accesibilidad propia de los medios de comunicación social y científica, con la precisión y el rigor que precisan los resultados de la investigación, de tal forma que sea útil a la sociedad y atractiva a los receptores sin perder la fuerza de la expresión ni el rigor científico. Así, se busca ofrecer una nueva perspectiva de análisis de la realidad que proporcione respuestas a los interrogantes que la sociedad se plantea. Se trata de un espacio de reflexión y difusión de investigaciones que profundizan en el origen y las causas de los fenómenos sociales.

Desde una perspectiva de innovación social no solo es preciso atender a los contenidos propiamente innovadores sino también a su forma de transmisión. Es más, la forma también es el contenido, como también el contenido se asocia preferentemente a una determinada forma de expresión. Las conductas sociales, los intereses, los hábitos, las formas de representación social, los cambios sociales y sus resistencias, las comunicaciones sociales en los diferentes medios, la incidencia que en la sociedad tienen los factores demográficos, los estilos de vida, y en definitiva todo lo que se refiere al comportamiento humano, tienen cabida en esta publicación.

La socialización del lenguaje científico es un requisito indispensable para comunicar los contenidos de las investigaciones y facilitar su asimilación por parte de la sociedad. Esta asimilación encontrará las mejores vías a través de la manifestación más atractiva de los resultados científicos, sin que eso deba limitar la seriedad y precisión científica y el compromiso ético de los/as investigadores/as.

El intercambio de conocimiento científico, no solo entre los/as investigadores/as de los diversos campos del saber, sino entre todos los miembros de una sociedad, es también una obligación y por supuesto un derecho, pues es esa sociedad la que con su esfuerzo hace posible la investigación. En el proceso estamos todos/as.

En definitiva, se trata de crear una cultura reflexiva encaminada a la comprensión de los comportamientos sociales desde una perspectiva global. 

 

La Revista Prisma Social aumenta su difusión y prestigio siendo indexada en las diferentes plataformas y bases de datos de revistas científicas tanto nacionales como internacionales: Emerging Sources Citation Index (ESCI), Scopus, ProQuest, EBSCO, etc.